A veces, nuestros trenes pasan tan rápido delante del objetivo de la cámara que sólo aparece su estela.

Os dejamos aquí con unas imágenes de dichos “trenes fantasma” 🙂