Tortosa vista desde el Castell de la Suda
Tortosa vista desde el Castell de la Suda

Viaje Cultural en tren a la ciudad de Tortosa

La Associació Ferroviària de Godella ha preparado una visita cultural en tren a la ciudad de Tortosa (Tarragona), ciudad que, por sus monumentos turísticos aspira a ser ciudad Patrimonio de la Humanidad y que presentará su candidatura en 2015 a la UNESCO.

La visita se realizará durante el día 4 de Octubre de 2014, llegando hasta la ciudad de Tortosa en el tren Regional Express de Renfe que recorre la línea desde València – Estació del Nord hasta finalizar su trayecto en Tortosa. Este tren está servido por cómodas unidades UT 470 de Renfe, fruto de la reforma en los años 90 de las unidades serie 440 y que en la actualidad están al final de su vida útil, a punto de ser retiradas.

Dado que el tren tiene su salida a las 08:20h,  se cita a los asistentes en el vestíbulo de la Estació del Nord de València el mismo día a las 08:00h para poder así recoger a todo el grupo de asistentes y estar todos con suficiente antelación sobre la salida del tren.

Una vez se llegue a Tortosa, a las 11h,  nos encontraremos con un guía turístico local, que  – en un recorrido de dos horas de duración – nos acompañará y enseñará la historia de los atractivos turísticos de Tortosa descritos a continuación.  Una vez finalice la visita, con una degustación del típico ‘pastisset’ de Tortosa.

Después de finalizar la visita, ya a la hora de comer, se tendrá tiempo libre hasta la hora de salida del tren 18:30h (nos reuniremos a las 18:00h en la estación de Tortosa). En el tiempo libre podrán visitar el resto de Tortosa, comprar en sus comercios tradicionales e incluso realizar un paseo al borde del río Ebro y cruzar por alguno de sus puentes.

El precio del viaje es de 22€ para los adultos y de 18€ para niños entre 4 y 14 años, incluyendo en ambos casos el viaje en tren de ida y vuelta desde València Estació del Nord y la visita guiada.

La fecha límite de inscripción es el día 26 de Septiembre de 2014, realizándose las inscripciones en nuestro local situado en la Calle del Tenor Alonso 54, 46110 de Godella (València) en horario de asociación (lunes, miércoles y viernes de 19h a 21:30h).

Para cualquier duda o solicitar mayor información tienen a su disposición el siguiente formulario de contacto

¡Le esperamos en este viaje cultural!

 

cartellTortosa

 

Catedral de Santa María de Tortosa:

 

La basílica-catedral de Santa María de Tortosa es sede de la diócesis de Tortosa, un edificio de estilo gótico y barroco , cuya construcción se sitúa en el año 1347, cuya consagración , fue consagrado por primera vez en 1441 y continuó con su construcción hasta llegar a la fachada barroca terminada en 1757.

 

En cuanto a la arquitectura de la catedral, la planta es de tres naves sin crucero, con capillas laterales entre los contrafuertes y cubierta con bóvedas de crucería. Del conjunto de las capillas de la basílica, destaca sobre todo la dedicada a la Madre de Dios de la Cinta, patrona de la ciudad. Construida entre los años 1672 y 1725, se trata de un ejemplo de barroco maduro, simbiosis de arquitectura, de escultura y de pintura, que utiliza los recursos de teatralidad propios de este estilo.

La construcción de la fachada barroca representó la finalización de la obra de la catedral. El proyecto original, que seguía esquemas barrocos, sigue inacabado y fue simplificado con un estilo más clasicista, reduciendo los elementos decorativos.

 

Esta catedral se encuentra situada en el centro de la ciudad a orillas del río Ebro.

El edificio está catalogado como Bien de Interés Cultural además, en el transcurso de las excavaciones arqueológicas para la restauración de la misma, han puesto de manifiesto que aproximadamente en este mismo lugar se encontraba el foro romano.

Interior de la Catedral de Tortosa
Interior de la Catedral de Tortosa
Fachada de la Catedral de Tortosa
Fachada de la Catedral de Tortosa

 

Palacio Episcopal:

El edificio fue construido entre los siglos XIII y XIV, siendo su principal promotor el obispo Berenguer Prats (1316-1340), y remodelado en el siglo XVIII, cuando se añade un nuevo edificio adyacente, y el s. XIX.

Fue declarado Monumento Histórico Artístico de interés nacional en el año 1931. Por entonces el palacio todavía lindaba con el río Ebro. Necesitado todavía hoy de obras de restauración es sin duda el palacio episcopal más hermoso de Catalunya.

El patio constituye el núcleo principal de la construcción y desde éste, una amplia escala voladiza permite el acceso al primer piso donde se conservan dos galerías, formadas por arcos de ojiva sobre esbeltas columnas del fuste cuadrilobulado y capiteles con decoración vegetal. En este mismo primer piso encontramos la capilla del palacio, el elemento más destacable del conjunto, a la cual se accede a través de una espaciosa sala gótica.

La fachada interior de la capilla presenta un imponente trabajo escultórico (s. XIV) con restos de la policromía original. El interior de la capilla se cierra con una magnífica vuelta de media estrella que se levanta sobre pequeñas vueltas rinconeras. En el palacio episcopal se encuentra instalado el Archivo Histórico Diocesano.

Palacio Episcopal de Tortosa
Palacio Episcopal de Tortosa

 

Claustro del Palacio Episcopal de Tortosa
Claustro del Palacio Episcopal de Tortosa

Reales Colegios

 

Fueron fundados por Carlos V para la educación de los moriscos, constituyen uno de los mejores conjuntos renacentistas de arquitectura civil de Cataluña. El patio, considerado único en todo el país, tiene representados los bustos de los reyes de la Corona de Aragón, desde Ramón Berenguer IV hasta Felipe IV. La Iglesia es la sede del Centro de Interpretación del Renacimiento. Dicho centro es un espacio que materializa la época del Renacimiento en un lugar de actividad continua, que a su vez gestiona y divulga el patrimonio generado durante los años de existencia de la Fiesta del Renacimiento, evento de recreación histórica.

Es el nombre que reciben el conjunto de 3 edificaciones de la orden de los dominicos situadas en la calle de Santo Domingo y declaradas Monumento Nacional en 1974

  • Colegio de San Jaime y San Matías. Cedido por la Iglesia a la Generalidad de Cataluña para albergar, desde 1997, el archivo histórico de la ciudad. Es el edificio renacentista más sobresaliente de Cataluña.
  • Colegio de San Jorge y Santo Domingo (1578). Devastado por los bombardeos franquistas (1937-1939) solo permanece su portalada renacentista de dos cuerpos. Bajo el escudo imperial de Felipe II se puede leer la inscripción DOMUS SAPIENTIAE, es decir casa de la sabiduría, pues se trata de la antigua universidad. Propiedad de la Generalitat desde el 2001 en mayo de 2003 se convirtió en la sede de los servicios territoriales del Departamento de Educación y de la Escuela Oficial de Idiomas (2004).
  • Iglesia de Santo Domingo. Con portalada renacentista e interior de cánones góticos. Data de 1585 y su portalada está presidida por el escudo del obispo Izquierdo. El templo es uno de los bienes desamortizados en el s. XIX convirtiéndose en instalación militar. En 1906 fue cedido al Ayuntamiento y entre 1910 y 1997 acogió el antiguo Museo-Archivo Municipal. Desde 2007 está destinada a salón noble de la ciudad y en octubre de 2008 se convirtió en sede del Centro de Interpretación del Renacimiento.

Durante las excavaciones arqueológicas (2007) de la calle de Santo Domingo aparecieron los restos de una muralla ibérica (s. III a.C.) así como cerámica y ánforas fenicias del s. VII a.C. que constituyen el nivel arqueológico más antiguo localizado en la ciudad.

Claustro de los Reales Colegios de Tortosa
Claustro de los Reales Colegios de Tortosa

Castillo de la Suda

El  castillo de la Suda es uno de los emblemas de la ciudad, de origen árabe – que en ese mismo idioma significa “fortaleza” ‘. El actual castillo remonta sus orígenes a los primeros pobladores de la ciudad de Tortosa. Es una impresionante fortaleza desde la que se domina la ciudad y el río Ebro, a una altura de 59 metros sobre el nivel del mar y que constituye un excepcional mirador desde el que contemplar la ciudad a nuestros pies.

En principio fueron los romanos quienes levantaron las primeras estructuras amuralladas, pero fueron los musulmanes bajo el mandato del califa Abderramán III , quienes dieron forma a esta construcción conocida modernamente con el nombre de la Suda, un pozo de gran diámetro y produndidad alrededor del que se articulaban unas galerías subterráneas que conservan restos de un antiguo molino y dos hornos.

Este castillo fue reconquistado por Ramón Berenguer IV en diciembre del año 1148, pasando a ser entonces residencia de los Montcada y de los Templarios como prueba de gratitud por la ayuda prestada durante la batalla. Desde 1294, cuando la Señoría de Tortosa pasó a dominios de la Corona, la Suda fue convertida en palacio real, añadiéndole nuevas salas y elementos defensivos.

En la Edad Media el castillo fue sede del Tribunal de Justicia de la época. Las construcciones medievales han permanecido muy enmascaradas por las obras realizadas durante los siglos XVII y XVIII, al fortificar los dos cerros adyacentes para formar un dispositivo de defensa. El rey Jaime I de Aragón lo eligió como su residencia favorita y desde aquí preparó la reconquista de Morella, Peníscola y Borriana.  El castillo es actualmente un Parador nacional de Turismo, albergando un hotel de 4 estrellas dentro de la fortaleza.

Vista de Tortosa y del Castell de la Suda
Vista de Tortosa y del Castell de la Suda

 

 Jardines del Príncipe; museo de esculturas al aire libre

Los jardines del príncipe se encuentran en el espacio ajardinado del antiguo Balneario de Porcar, que tuvo sus orígenes en el primer tercio del siglo XIX, cuando el propietario de los terrenos, Jaume Tió Noé, construyó un modesto balneario. Este mismo recinto, documentado en época medieval como propiedad del convento de Santa Clara, fue ocupado por las religiosas salesianas, buena parte del siglo XX, y finalmente, adquirido por el ayuntamiento de Tortosa en el año 1970.

Jardines del Príncipe, museo de esculturas en Tortosa
Jardines del Príncipe, museo de esculturas en Tortosa

 

Palacio de la Diputación del General

Se trata de un edificio singular del siglo XVI en el que además de ser la sede de los representantes a la ciudad de esta institución, albergaba la aduana, que controlaba el paso de mercancías por la ciudad y recaudaba las tasas por el tránsito de las mismas.

En la construcción del edificio, construido entre 1576 y 1578, trabajaron, entre otros, el maestro de casas Vicent Daroca y el escultor Agustí Pujol. La casa, de sillares de piedra de Flix, fue la sede de los representantes de los ciudadanos a las Cortes Generales, o Diputación del General, órgano que más tarde se convertiría en la Generalitat. También acogió la aduana, y fue sitio de pago de las tasas para la entrada y la salida de viajeros y mercancías a la ciudad.

 

Exterior del Palacio de la Diputación del General
Exterior del Palacio de la Diputación del General

 

Fuentes de datos

Los datos turísticos así como las fotografías han sido extraídas de lugares como Wikipedia, Tortosa Turisme e información facilitada por la propia agencia de guías.