El pasado día 22 de Febrero de 2014 l’Associació Ferroviària de Godella organizó un viaje en tren a la ciudad de Teruel con ocasión de la festividad de los Amantes de Teruel y visita a la Asociación Turolense de Amigos del Ferrocarril.

El viaje contó con 54 viajeros de todas las edades y de las localidades de Godella, Rocafort, Moncada, Torrent, Meliana y València, que desde los más pequeños, de apenas un año de edad, hasta los mayores de 70 años, que pudieron disfrutar de un viaje en tren, de los espectáculos lúdico-culturales y gastronomía de la ciudad así como de una visita a las instalaciones, maquetas y elementos históricos ferroviarios de la Asociación Turolense de Amigos del Ferrocarril.

Foto de grupo
Foto de grupo

 

El viaje se inició en el punto de encuentro, designado en el vestíbulo de la Estació del Nord, de la ciudad de València a las 08:45h , para poder reunir a la gran cantidad de asistentes con suficiente antelación a la salida del tren (09:17h) y que nadie se quedara en València.

 

Tren Serie 599 de Renfe que nos llevó a Teruel
Tren Serie 599 de Renfe que nos llevó a Teruel

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nada más arrancar el tren, los más ferroviarios pudimos comprobar como están cambiando las instalaciones ferroviarias de nuestra ciudad con motivo de la reorganización provocada por la llegada del AVE y del ancho internacional a nuestra ciudad.  Una vez pasada la salida de València y a pocos minutos del inicio de nuestro viaje, el tren se detuvo en la estación de València-Cabanyal en la que subió una gran cantidad de viajeros que también se dirigían a Teruel, llenando así el pequeño pero cómodo y moderno tren de la serie 599 en el que caben 186 viajeros y que está dotado de clase única además de estar adaptado para personas con movilidad reducida y tener una zona de cafetería con máquinas autoventa, para que el trayecto sea más ameno, teniendo en cuenta la duración de los trayectos a los que está destinado el material móvil de la serie 599.

Una vez atravesamos la huerta valenciana, llegamos a la estación de Sagunt, donde, de nuevo subieron viajeros y maquinista e interventor cambiaron de cabina para poder continuar el viaje a través del serpenteante trazado del antiguo ferrocarril Central de Aragón.

A la vez que ascendíamos la montaña hacia Teruel, se iban sucediendo estaciones, Segorbe-Ciudad donde paramos unos instantes, luego continuamos hacia Jérica, Viver y Navajas, para minutos más tarde acercarnos a la subida del Ragudo pasando sin parar por las estaciones de Caudiel y las antiguas y abandonadas estaciones de Masadas Blancas y Torás-Begís, para llegar finalmente a nuestra siguiente parada, Barracas, la última estación de la Comunitat Valenciana.

A partir de allí y hasta llegar a Teruel, el tren tiene parada en las estaciones de Mora de Rubielos-Albentosa y Sarrión. En esta última estuvimos parados unos buenos minutos, ya que en ella se realiza el cruce grafiado con el tren descendente, que – por causas del mal estado de la vía en algunos tramos de la línea – ya llevaba acumulado un retraso de cerca de 15 minutos. Una vez fuimos rebasados por el tren descendente, reanudamos la marcha, subimos el puerto del Escandón, luego pasamos por el antiguo apartadedo de Caparrates – situado en mitad de la montaña y telemandado desde la vecina Teruel – donde las limitaciones de velocidad temporales – ya con carácter de permanentes – nos anuncia que estamos pasando la zona en la que descarriló un tren de mercancías hace unos pocos años y que, ya sea por falta de dinero o por falta de accesibilidad a la zona del descarrilo, hacen que el tren avance muy lento, con continuas limitaciones de 30km/h , propiciando el escenario perfecto para que el tren aumente su retraso y finalmente llegar a Teruel con aproximadamente 20 minutos de retraso sobre la hora prevista de llegada (las 12:00).

Después de posar, para la posteridad, en una fotografía de grupo, cada viajero o grupo de viajeros se gestionó su jornada, libre hasta las 18h, mientras que el grupo de socios de la asociación asistentes al viaje, 16 personas y acompañantes se dispusieron a realizar una visita por Teruel, guiados por una nueva aplicación móvil – y con planos de papel, como no – – con información turística y sobre los amantes.

El grupo de la asociación recorrió los principales monumentos y centros turísticos de Teruel,   la Plaza del Torico, la Catedral, el acueducto, la Iglesia de San Pedro, los Amantes, el mercadillo situado en el Viaducto y finalmente vuelta a la plaza de la estación.

Demostración de trajes típicos medievales
Demostración de trajes típicos medievales

 

Plaza del Torico abarrotada de visitantes
Plaza del Torico abarrotada de visitantes

 

Vista de Teruel
Vista de Teruel
Mausoleo de los Amantes de Teruel
Mausoleo de los Amantes de Teruel
Catedral de Teruel
Catedral de Teruel

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una vez llegada la hora comer, muchos de los viajeros asistentes aprovecharon el soleado, pero frío día para comer en algunos de los puestos de comida callejeros donde se ofrecía la estrella de la gastronomía local, el cerdo,  en todas sus variantes imaginables,  desde jamones, hasta embutidos, pasando por costillas asadas hasta los más modernos kebaps recién llegados a Teruel desde oriente medio. Además, en cada calle, cada plaza y cada esquina de Teruel, allí donde cabía, había un puesto de comida, donde además de carne, se ofrecía también otros manjares con menor cantidad de grasa, como bocadillos, ensaladas, empanadas de todos los sabores, quesos y que además, ofrecían a buen precio vinos de toda Aragón.

El grupo de la asociación aprovechó para comer en un restaurante donde tenían reservada una mesa para todo el grupo y en la que pudieron degustar un menú ‘de medievales’ con raciones grandes y consistentes en gastronomía de la tierra, una vez más, cerdo, acompañado de migas, buenos vinos y postres caseros.

 

Después de comer, todos dimos un paseo en el que continuamos viendo los espectáculos de Teruel con motivo de la fiesta de los amantes y esperando, mientras veíamos una bonita puesta de sol, iluminando las escaleras que salvan el desnivel entre la estación y la parte alta de la ciudad, a que se hiciera la hora de la visita a la Asociación Turolense de Amigos del Ferrocarril.

Puesto de Comida tradicional
Puesto de Comida tradicional
Plato de Migas
Plato de Migas
Costillar de Cerdo con patatas
Costillar de Cerdo con patatas
Atardecer en Teruel
Atardecer en Teruel
Cargadero de mercancías
Cargadero de mercancías
Estación de Teruel
Estación de Teruel

Una vez llegó la hora de visitar ATAF, los viajeros que lo desearon, pudieron disfrutar de un recorrido por las instalaciones de esta asociación de amigos del ferrocarril, que muy amablemente y de la mano de D. Carlos Sanz, ferroviario de la Renfe ‘analógica’ (de aquella que aún está con los trenes de los 80 y sin casi modernizar)  nos abrió sus puertas.

Nada más entrar al local que la asociación tiene cedido por el ADIF, nos encontramos con la reproducción de un antiguo gabinete de circulación con sus teléfonos de época perfectamente restaurados y en funcionamiento y además con su juego de cerraduras ‘Bouré’ , listas para cambiar los desvíos accionar las señales de la estación, que formaba parte de la antigua estación de Teruel.

En la misma sala podemos ver además, el antiguo reloj de pie de la estación de Teruel un modelo ferroviario del que se conservan muy pocos en España, en sus últimas fases de puesta a punto, para que vuelva a marcar la hora de salida de los trenes.  También en el mismo lugar, pudimos observar una máquina de las que Renfe utilizaba hasta bien entrados los años 80 para expedir billetes de cartón tipo ‘Hugin’ , totalmente mecánica y además pudimos observar con detenimiento una demostración de impresión de un billete, con la precisión que es capaz de proporcionar la técnica mecánica.

Seguimos por las dependencias del local de ATAF, visitamos dos salas destinadas al modelismo ferroviario en la que nos enseñan maquetas modulares a escala HO de construcción muy sencilla y de ambiente ibérico por las que circulan trenes de todo tipo y en las que prima la sencillez frente a la locura de algunos modelistas por llenar hasta el último centímetro de la maqueta de vías y desvíos. Además de estas dos maquetas de escala HO, también pudimos comprobar una pequeña y funcional maqueta a escala N y también un grupo de módulos a escala HO, preparados para ser montados para cualquier evento en el que se requiera una maqueta ferroviaria.

Después de la sala de maquetas, vimos un pequeño rincón, utilizado como aula didáctica para que los más pequeños aprendan el ferrocarril y su importancia, y que sean capaces de conservar el patrimonio histórico para las siguientes generaciones de aficionados. En esa misma habitación, pudimos observar una vitrina llena de elementos ferroviarios tales como banderines, silbatos de jefe de estación, gorras de factor de circulación, trozos de carriles e indicadores de posición de agujas.

Teléfono de puesto de mando
Teléfono de puesto de mando

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Máquina impresión billetes Hugin
Máquina impresión billetes Hugin
Centralita telefónica de puesto de mando
Centralita telefónica de puesto de mando

Durante esta visita, tuvo lugar un intercambio de presentes entre ambas asociaciones como gesto de agradecimiento por habernos preparado una visita tan interesante en fechas muy señaladas. Nuestra asociación legó a ATAF una placa en vidrio grabada con el emblema de nuestra asociación, mientras que nuestra asociación fue agraciada con un plato de cerámica tradicional con el dibujo del escudo de ATAF y realizado exclusivamente para el aniversario del centenario del ferrocarril en la ciudad de Teruel.

Por último, tras realizar la visita al interior del edificio donde ATAF tiene sus instalaciones, visitamos la exposición de señales ferroviarias mecánicas restauradas donde encontramos una señal avanzada de estación y una señal de entrada a la estación así como una aguada, cuidadosamente restauradas y mantenidas en perfecto orden de marcha (eso sí, apartadas de la vía, ya que aún, sus significados están vigentes en el reglamento de circulación).

Una vez finalizada la visita a ATAF, se recogieron a todos los asistentes del grupo, a la hora acordada, para que una vez llegara el tren a las 19:29h, – puntual como un reloj suizo, esta vez –  estuviéramos todos los viajeros y no nos dejáramos a nadie por el camino.

Maqueta modular escala HO - ATAF
Maqueta modular escala HO – ATAF
Puesto de gabinete de circulación preservado - ATAF
Puesto de gabinete de circulación preservado – ATAF
Intercambio de presentes entre asociaciones - ATAF
Intercambio de presentes entre asociaciones – ATAF
Señal mecánica entrada de estación preservada por ATAF
Señal mecánica entrada de estación preservada por ATAF
Señal avanzada preservada por ATAF
Señal avanzada preservada por ATAF
Tren Serie 599 de Renfe en la estación de Teruel
Tren Serie 599 de Renfe en la estación de Teruel

A los pocos minutos de salir de Teruel, realizamos una parada técnica en la estación de Puerto Escandón donde realizamos un cruce con el tren ascendente hacia Zaragoza, una vez realizado este cruce, proseguimos nuestra marcha hacia València-Estació del Nord, final de nuestro viaje y a la que llegamos a las 22:20h, minutos después de que marchara el último tren de metro hacia Godella, por lo que la mayoría de asistentes debieron buscarse otro medio de transporte público o privado para poder llegar a sus hogares.

Desde estas líneas agradecer a todos los viajeros que confiaron en la Associació Ferroviària de Godella la organización del viaje y que lo pasaron en grande, también agradecer la colaboración de la Asociación Turolense de Amigos del Ferrocarril, por su visita guiada a las instalaciones y como no, a todos nuestros socios que organizaron y gestionaron el viaje e hicieron que todo fuera sobre ruedas.

Andrés Ignacio Martínez Soto, Presidente de la Associació Ferroviària de Godella.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

[RFG_gallery id=’4′]